Como ya os conté, mi ultima 10k en Noviembre, fue la prueba de fuego para seguir corriendo, y lo conseguí, acabe sin molestias, he cambiado mi pisada, antes apoyaba mucho el talón en cada zancada y eso provocaba molestias en mis caderas, ahora intento apoyar mas las (almohadillas) y así mi talón no toca casi el suelo, junto a las plantillas que incorpore hace unos meses he mejorado muchísimo, algo que cuesta bastante al principio, impidiendo ir a un ritmo rápido pero poco a poco, sé que lo conseguiré, correr mas rápido y acabar como lo hice en la anterior carrera y en esta ultima, sin molestias.

Fue acabar la 10k de noviembre, y creo que no pasaron ni cinco días y ya estaba inscrita en la 10k de ibercaja, en el circuito de carreras populares de mi ciudad Valencia y por supuesto  en la “Wingsforlife” de Mayo.

Me encantaría sacar mas tiempo para entrenar, pero a veces, es falta de tiempo y otras, mis piernas llevan muchas clases y están super cargadas.

Pero llegaron las Navidades con examenes aprobados y con mas tiempo para salir a correr, al menos dos días a la semana, pude bajar 2 minutitos al crono, (56:19) acabando feliz  y sin dolores.

Ahora puedo decir que gracias al pilates y al yoga, y a esas dos salidas a la semana, en estos 15 días, me han dado ese chute de energía, para volver a confiar en mi, ya sabéis que en el km 6 ya venían las molestias (por mi manía de talonar en exceso)

Como siempre en mis 5 minutos previos a la salida, cuando te colocas en tu cajón y vas sintiendo ese hormigueo, siempre me digo: Quieres relajarte!.

Me estoy empezando a preocupar, porque me vuelvo maniática compulsiva, reviso el mp3 302 veces, le doy al “play”, lo paro, compruebo que el dorsal este en su sitio…así, hasta el momento de salida, se ha vuelto como un ritual en todas mis carrera.

Siempre corro con musica, trabajo con música es mi medio de trabajo, es oír música y mi cuerpo empieza a moverse! se que algunos no podéis salir con música, que os gusta  sentir los ánimos de la gente, esos tambores ( en esta carrera Pau no animo con el tambor) se quedo durmiendo, el horario de las navidades han sido muy duras para todos, lo desperté en cuanto volví de correr, y lo primero que me dijo fue: -Has ganado Mama? y le dije: – Claro, hemos ganado todos y así lo pienso, todos los que decidimos calzarnos unas zapatillas y correr esta 10k!

El único inconveniente si corres con música, es que tienes que tener cuidado, porque en cuanto escuches el “Oooh Mama” de Jennifer Lopez, te vendrás arriba y te colocaras  sin darte cuenta, a no se… 4:30? por lo demás, me encanta correr con mis temas preparados, suelo elegir las mismas canciones  que utilizo en mis clases de spinning.

Cuando hablo esto con corredores, algúnos me dicen que si llevas música, puedes perderte mucho de la carrera, o desconcentrarte, pues bien, yo busque un termino medio, corrí con música, pero a un volumen que me permitiera oir esos ánimos y por supuesto esa batukada que tanto me gusta!

En los dos primeros km, como en todas las 10k que he corrido, hay tanta gente que cuesta encontrar tu ritmo, me sentí comoda corriendo a partir de el km 3 que pude llevar un ritmo constante, eso si,  mas rápido del que solía hacer en mis entrenes, esta vez me la jugué, cuando llegue al km 7 sin dolor, es cuando dije, Olga puedes ir mas rápido dale! pero pensé, no tienes que demostrar nada, para que ir mas rápido? así vas bien, piensa en tu zancada, si corres más rápido, quizá empieces a no controlar igual tus zancadas y acabar apoyando el talón demasiado, así que sigue a este ritmo los últimos 3km! Os juro que me costo muchísimo frenarme, pero se aprende tanto, es tanto el control mental, que solo os puedo decir que el día que no disfrute corriendo y superando me un poquito en cada carrera lo dejare.

Y ya veis, le estoy cogiendo gustito a escribir…

Mientras tanto voy a seguir dando guerra pisada a pisada.

y no olvides #entrenateparaserfeliz.

Gracias a  hastphoto por captar siempre momentos únicos.